Óptima Infinito

El Blog de José Miguel Bolívar

Optima infinito

Qué es GTD® y de qué va

| tiempo de lectura 2:57'

«Hago lo menos posible, y todo lo necesario, para mantenerme en un estado libre de distracciones, con la cabeza despejada y la capacidad para confiar en mi intuición en todo momento»
David Allen

Mi colega Ali Vakil es, junto con su hermano Arif Vakil, co-fundador de Calm Achiever, el Global Partner de la David Allen Company en India. Tanto Ali como Arif son GTD® Certified Master Trainers y tuve la ocasión de conocerlos personalmente en la última GTD® Conference, así como de compartir un par de intensos días de trabajo en el curso de certificación para Master Trainers de GTD de Nivel 3.

Ali publicaba recientemente en su blog un post titulado «20 Things GTD is not (and what it really is!)» y lo compartió con la CoP internacional de Master Trainers. Al leerlo, me llamó particularmente la atención la claridad de ideas que transmitía y el completo análisis que ofrece sobre las múltiples ideas equivocadas que circulan por ahí sobre qué es y qué no es realmente GTD®.

Está claro que todo el mundo tiene su opinión y el derecho a tenerla. Pero que nadie crea que todas las opiniones aportan el mismo valor.

Hay opiniones valiosas, que se han formado a partir del conocimiento y la experiencia, y hay opiniones basura, que se han generado con poca o nula información y mucho «pensamiento supositorio».

Escribía en un post anterior que la falta de conocimientos y las creencias eran dos de los principales factores que pueden estar frenando tu efectividad personal.

En esta ocasión comparto contigo la sabiduría de Ali, un usuario que lleva más de una década aplicando GTD® y que ha alcanzado el máximo nivel de certificación como trainer de la mano del propio David Allen, autor del método. Te aseguro que su opinión sí merece la pena.

Y ahora sí, sin más demora, te comparto mi traducción libre al español del post de Ali. Espero que te guste.

1. GTD no va de «gestionar el tiempo», va de gestionar tu atención.

2. GTD no va de tener un mejor control sobre el mundo, va de tener bajo control dónde centras tu atención.

3. GTD no va de establecer planes y alcanzar metas estáticas, va de tener libertad para explorar las opciones que desees.

4. GTD no va de jugar seguro, va de estar siempre en las condiciones necesarias para hacer frente a las sorpresas.

5. GTD no va de trabajar más duro, va de hacer las cosas correctas en el momento adecuado.

6. GTD no va de estar siempre haciendo cosas, va de elegir con confianza qué hacer y qué no hacer en todo momento.

7. GTD no va de hacer planes perfectos, va de tener agilidad para maniobrar y aprovechar las oportunidades.

8. GTD no va de alcanzar un estado perfecto, va de contar con la máxima flexibilidad.

9. GTD no va de hacer antes las cosas, va de hacer las cosas en el momento oportuno.

10. GTD no va de cambiar el mundo, va de cambiar cómo tú te relacionas con el mundo.

11. GTD no va de ser una persona más disciplinada, va de avanzar hacia los resultados que deseas.

12. GTD no va de estar siempre en un estado de equilibrio, va de poder recuperar el equilibrio con rapidez cuando lo pierdes.

13. GTD no va de evitar ser una persona desordenada, va de tener libertad para crear desorden sin que te afecte.

14. GTD no va solo de hacer lo que tienes que hacer, va de estar totalmente presente en lo que estás haciendo.

15. GTD no va de tener que ser inteligente todo el tiempo, va de poder tomar también decisiones inteligentes cuando estás torpe o sientes pereza.

16. GTD no va de hacer todo lo que está en tus listas, va de sentirte bien con todo lo que no estás haciendo.

17. GTD no va a darte soluciones para sus problemas, va a ponerte al volante de tu vida para que tú encuentres tus propias soluciones.

18. GTD no va de establecer prioridades, va de tener claro cuáles son realmente tus prioridades.

19. GTD no va de darle un propósito a tu vida, va de ayudarte a descubrir el propósito de tu vida.

20. Dominar GTD no es un punto de destino, es un camino de aprendizaje y mejora que dura toda la vida.

Post relacionados

Comentarios

Juan Carlos Hoyos Posada avatar
Juan Carlos Hoyos Posada


Creo, como usuario pésimo de GTD, que al iniciar el uso del método se presentan 2 etapas, los primeros días son de alegría desbordante pues usando GTD se cumplen muchas tareas atrasadas, se ejecutan gran cantidad de pequeñas tareas (sobretodo del tipo poco tiempo y poca energía) pero después de 2 o 3 semanas aparece una resistencia en nuestro interior a mirar la lista de Acciones Próximas y casi que seguro es por el miedo a Ejecutar las acciones que Aclaramos y Organizamos, lo que luego de unos días nos tira del carro.

GTD nos desnuda; llegamos a determinar la Acción Siguiente a cada Cosa por resolver basados en nuestras respuesta a una serie de cuestionarios pero no tenemos el valor para Ejecutarla, lo que nos produce una sensación de malestar muy superior a la que teníamos antes de usar el método, en el pasado era culpa de algo o de alguien nuestros problemas y ahora estamos a una tarea de iniciar su solución y no somos capaces de hacerla.

---------------------------------
https://misprecisionesjuancarlos.blogspot.com/

 avatar


Yo creo, Juan Carlos, que en una etapa posterior aprendemos a ser más sinceros con nosotros mismos y a aclarar mejor. En mi experiencia, si algo aclarado no se ejecuta es porque a) no es una acción sino un proyecto, b) no requiere acción, c) no nos hemos comprometido «de verdad» a hacerlo o d) es una siguiente acción poco tachable, que habría que «trocear».
Saludos!

Josué avatar
Josué


Hola, maestro Miguel. Excelentes reflexiones de Ali. :D
Creo que muchas veces olvidamos que la solución está en uno mismo, y no en el método en si.
GTD y OPTIMA3 son realmente un medio revolucionario de esta era.

Saludos cordiales.

 avatar


Muy de acuerdo, Josué, y muchas gracias.
Saludos cordiales.

Todo el contenido de Óptima Infinito, el Blog de José Miguel Bolívar, está bajo una Licencia Creative Commons 4.0 Internacional (Reconocimiento - Compartir bajo la misma Licencia).

2008-2020 José Miguel Bolívar - Algunos derechos reservados

Ir al contenido