Óptima Infinito

El Blog de José Miguel Bolívar

Optima infinito

Desarrollo Profesional: Si Eres Bueno No Necesitas Correr

| tiempo de lectura 2:26'

Comentaba la semana pasada que vivimos instalados en un estado de urgencia permanente.Y es que, a fuerza de oírla repetida mil veces, hemos dado por cierta la mentira de que para triunfar en los negocios tenemos que ser los primeros.

En realidad esto sólo es cierto cuando tú o tu negocio sois una commodity, es decir, un bien o servicio no diferenciado frente a tu competencia, o cuando hablamos de un producto o servicio que aparece nuevo en el mercado.

Como ejemplo de lo que digo, un caso reciente. El otro día tuve que ir a la consulta de un especialista al que llamaremos Dr. X. Durante el breve espacio de tiempo que estuve esperando a que llegara mi turno, tuve la oportunidad de escuchar tres o cuatro veces la siguiente conversación tipo:

«[…] Sí, le puedo dar hora para el Dr. Y la semana que viene […] No, para el Dr. X no le puedo dar hora hasta dentro de dos meses […] De acuerdo, entonces le confirmo que tiene hora con el Dr. X dentro de dos meses».

Estamos hablando de dos médicos con amplia experiencia en un servicio determinado de un hospital con cierta reputación. ¿Por qué de forma sistemática las personas que llamaban estaban dispuestas a alargar su tiempo de espera a ocho semanas en lugar de una para recibir un servicio en teoría equivalente?

La respuesta es que hablamos de dos profesionales con muy distinta marca personal, lo cual se traduce en que el valor percibido de un servicio supuestamente equivalente sea radicalmente diferente.

Evidentemente si lo que vendes es lo mismo que lo que vende tu competencia, te quedan dos salidas: o lo vendes más barato o le añades algo que lo diferencie de tus competidores.

El problema es que lo que habitualmente se añade suelen ser mejoras fácilmente imitables, con lo que la ventaja competitiva dura lo que tarda en copiarla la competencia. No se innova, sino que se «parchea» (significado real de «mejora»), en una carrera un tanto patética que es fruto, en mi opinión, del miedo a innovar de verdad.

El otro ejemplo que citaba son los productos o servicios nuevos. Aquí la situación es distinta porque el que llega primero sí que cuenta con la ventaja competitiva de ser quien marca tendencia y traza el camino. De todos modos, incluso en este último caso puede ocurrir que llegues demasiado pronto y sea el segundo, o cualquier otro, quién realmente triunfe en lugar tuyo.

Pero en líneas generales, cuando en lugar de añadir características accesorias innovas de verdad, tu producto deja de ser un producto existente y se convierte en algo nuevo, diferente.

Lo que debes evitar es confundir las churras con las merinas y pensar que añadir una característica extra a un bien o servicio existente sin que cambie sustancialmente su naturaleza básica lo convierte en algo nuevo y completamente distinto.

Si lo que vendes ya existe, seguramente harás mejor asegúrandote de que la experiencia de compra asociada a ti o a tu empresa no sea imitable. Te hablo de diferenciarte a través de la marca personal; no sólo de la tuya sino también de la de las personas que forman tu empresa. Es probablemente el único tipo de diferenciación que no es fácil de imitar.

Construir una marca personal fuerte no es rápido ni sencillo, pero pienso que merece la pena. A cambio podrás olvidar las prisas, porque si eres realmente bueno haciendo lo que haces, no necesitas correr.

Post relacionados

Comentarios

Pedro Muro avatar
Pedro Muro


Excelente artículo.
Actualmente estoy creando mi marca personal y en un principio las prisas me llevaron casi a desestimar la idea, hasta que me paré, analizé, vi lo que ofrecia la competencia y decidí parar, tomarme las cosas en su justa medida y aprender a caminar antes que a correr y caerme.
Actualmente estoy ampliando mi formación en el campo de mi actividad, pero también en otros campos en torno al mundo del emprendedor, que hasta que no paré no me habia dado cuenta que eran tan importantes como mis aptitudes en una materia determinada.
Saludos.

 avatar


Muchas gracias, Pedro. Como bien indicas, creo que las aptitudes por sí solas pueden no ser suficientes para construir una marca personal sólida. Por eso me parece importante dedicar un mínimo tiempo a pensar en todas estas cosas antes de "tirarte a la piscina" directamente.
Saludos.

Andrés avatar
Andrés


Jose Miguel, me parece que has sintetizado perfectamente la esencia de lo que significa dejar una marca personal.
Solo añadiría que aunque ser el primero puede darte cierta ventaja, al final vencen los buenos (como en las película antiguas, ;-) ). Hay que estar siempre mejorando. Pero sin correr, como bien dices.
Además, el mayor peligro no son los que compiten honestamente contigo sino los que prostituyen y adulteran los conceptos, poniendo un nombre a algo que no es.

 avatar


Muchas gracias, Andrés.
Yo también pienso que, por mucho que los impostores puedan tener sus minutos de gloria, al final siempre ganan los buenos, aunque a veces tarden... :-D

Economía Sencilla avatar
Economía Sencilla


Y lo curioso en el caso de los médicos que comentas es que la persona que llama, al darle esos plazos -y sin tener más datos- juzgará que el doctor X es mucho mejor que el doctor Y, con lo cual se retroalimentará esa percepción...

Dices bien, debemos intentar dejar de ser commodities y construir una marca reputada, distinta, con un valor diferencial, para que -como decía el otro día Andrés Pérez- ni siquiera tengamos que venderlo, sino que vengan a comprarnos.

Para finalizar, voy a reinterpretar el título del post: si eres bueno, no necesitas correr => si eres bueno, no estarás agobiado por las urgencias, sino que planificarás adecuadamente y te dedicarás a las cosas importantes.

Un abrazo
Pablo Rodríguez
.-= Lo último en el blog de Economía Sencilla ..Feliz en el trabajo =-.

 avatar


Pues casi seguro que es así. Estamos acostumbrados a operar en el paradigma da la escasez en el que cuanto más escaso es algo, más valor tiene. Construir una marca reputada es una gran oportunidad para evitar este tipo de juicios a la ligera y sustituirlos por decisiones mejor informadas.
Un abrazo.

Todo el contenido de Óptima Infinito, el Blog de José Miguel Bolívar, está bajo una Licencia Creative Commons 4.0 Internacional (Reconocimiento - Compartir bajo la misma Licencia).

2008-2020 José Miguel Bolívar - Algunos derechos reservados

Ir al contenido