Óptima Infinito

El Blog de José Miguel Bolívar

Optima infinito

El Consejo de los Viernes: Vivir es Negociar

| tiempo de lectura 1:02'

Si estás vivo, estás negociando. Pasas todo el día intercambiando una cosa por otra, tanto si le pides un aumento a tu jefe como si decides dónde ir a cenar con tu pareja.

Por esta razón lo inteligente es intentar hacer tus negociaciones lo más fáciles posible y una buena forma de conseguirlo es reduciendo tu lista de opciones a las dos o tres que más te importan.

En serio, a no ser que estés negociando un contrato por diez años o un tratado de paz, intenta reducir al máximo tu lista de deseos o, de lo contrario, corres el riesgo de que no se cumpla alguno de los importantes.

Esto no significa que debas negociar de forma apresurada. Al contrario.

Negociar lleva tiempo y por eso hay que invertirlo en lo que es realmente importante:

  • saber exactamente qué es lo que quieres
  • escuchar lo que la otra parte necesita
  • vislumbrar lo antes posible la forma de alcanzar un acuerdo

Evita verte atrapado en una compra-venta de tonterías insignificantes porque, en el mejor de los casos, estás perdiendo el tiempo y, en el peor, te estás arriesgando a acabar sacrificando alguno de los puntos importantes a cambio de otros que no lo son.

Convivir y trabajar con otros es un juego continuo de concesiones mutuas. No dañes tus relaciones regateando por nimiedades.Define los dos o tres puntos que realmente te importan y disponte a sacrificar los demás si es preciso.

Tienes todas las de ganar.

Post relacionados

Comentarios

Francisco Alcaide Hernández avatar
Francisco Alcaide Hernández


Negociar, una habilidad estratégica clave en dirección... y en la vida. Problema: no nos enseñan y tenemos una idea equivocada de qué es negociar. Como se dice en "Getting to yes": Negotiating is not a competitive sport. Hace tiempo publiqué un post titutlado: "Negociar, arte y... también ciencia". Es una escena de "La vida de Bryan" que me gusta mucho. Aquí la dejo: http://franciscoalcaide.blogspot.com/2009/05/negociar-arte-y-tambien-ciencia.html
.-= Lo último en el blog de Francisco Alcaide Hernández ..Madrid 2016: un sueño de todos =-.

 avatar


Coincido contigo. Se suele plantear la negociación como una lucha o un juego de suma cero cuando en realidad lo inteligente sería enfocarlo como un juego ganar-ganar. Es un arte que requiere conocer la técnica, como ocurre con otros muchos "artes"...

Gonzalo García avatar
Gonzalo García


Gran consejo. Supongo que para aplicarlo hace falta un poco de valentía. ¿Cómo negocias con alguien cuando no estas de acuerdo en lo esencial? A lo mejor ahi, hay que admitir que no hay negociacion posible, no? A veces tengo la sensación de hacer justo lo contrario de lo que tú propones, es decir, cedo en lo verdaderamente importante, por no abordar el problema, a cambio de otras frivolidades cuyo valor es bastante efervescente. Es una sensación muy frustrante.

Gracias Jose Miguel por seguir encendiendo luces en el camino. Un abrazo

 avatar


Antes de abandonar creo que hay que estar convencido de que no existe una "zona de entendimiento". Por lo general esa zona existe, aunque en ocasiones sea amplia y en otras sea mucho más estrecha. Encontrar esa zona y dimensionarla acertadamente es parte de la técnica y el arte que comentaba en mi respuesta al comentario anterior. Gracias a ti por participar en la conversación

elgachupas avatar
elgachupas


Una estrategia que a mí me ha funcionado muchas veces es la de tener de antemano una lista de concesiones, aunque sean pequeñas, y empezar la negociación ofreciéndolas. Algo así como "mira, creo que te puedo ofrecer X o Y". Como si se tratara de un acto reflejo, la otra parte automáticamente se pone en modo "concesión", y es más fácil llegar a un acuerdo.

Muchas veces no estamos dispuestos a hacer concesiones simplemente porque queremos demostrar que somos el lado fuerte, que no estamos dispuestos a que nos engañen. Pero si desde el principio queda claro que no se trata de quedar por encima del otro, sino de hacer un "intercambio" honesto que beneficie a ambas partes, las tensiones desparecen y llegar a un acuerdo es casi natural.
.-= Lo último en el blog de elgachupas ..El escritorio de David Allen =-.

 avatar


Estoy muy de acuerdo contigo. Con frecuencia abordamos las negociaciones más preocupados por no perder que por realmente encontrar una zona de beneficio común. Lo de pensar de antemano en una lista de concesiones es algo que me enseñó mi padre hace ya muchos años. En realidad se trata de identificar todo aquello que no son las dos o tres cosas que realmente te importan…

Todo el contenido de Óptima Infinito, el Blog de José Miguel Bolívar, está bajo una Licencia Creative Commons 4.0 Internacional (Reconocimiento - Compartir bajo la misma Licencia).

2008-2020 José Miguel Bolívar - Algunos derechos reservados

Ir al contenido